FANDOM

1,928,464 Pages

StarIconGreen
LangIcon
​Paco

This song is by Obie Bermúdez and appears on the album Confesiones (2003).

Delírando en las aceras llenas de ironía
De repente llega Paco con su guille del Mesías
Quiere abrir la vieja iglesia y me ofreció ser diácono
Quiere hacer el cuatro tablas un pequeño vaticano
En Burnside Ave, que profecía...

Empeñado en el proceso y sus preparativos
Fue regando la noticia al que encontraba en su camino
Mientras en la casa las 2 hijas bien contentas
porque piensan que ahora tienen quien por ellas rinda cuentas.
Un hombre en la búsqueda total de una vida nueva y diferente
Pero aún le quedan cosas por cambiar,
pero el dice que no es nada urgente

Ay! Paco, Paco predícame
Yo nunca había oído nada igual
Como el gran jordán tú verás
Acumulando puntos llegarás
Ay!Paco, Paco predícame
Yo nunca había oído nada igual
Suenan las campanas y quizás
Un gran ministro tú serás

Un domingo en la mañana mientras Paco predícaba
De las cosas que en la iglesia se supone no se hablaran
Quiso hacer mención de la palabra abiertamente
Y al instante se esfumó el gozo que habitaba entre la gente.
Un hombre en la búsqueda total de una vida nueva y diferente
Pero aún le quedan cosas por cambiar,
pero el dice que no es nada urgente

Ay! Paco, Paco predícame
Yo nunca había oído nada igual
Como el gran jordán tú verás
Acumulando puntos llegarás
Ay!Paco, Paco predícame
Yo nunca había oído nada igual
Suenan las campanas y quizás
Un gran ministro tú serás

Poco a poco fueron quedando sillas vacías
Se hizo obio que el mensaje escuchar nadie quería
Y una voz en el silencio a Paco le decía
Es que muchas veces la verdad es como un baño de agua fría

Decidido a cultivar las flores de su pueblo
En un monte de ladrillos, frialdad y tiroteos
Dejó atrás el púlpito y las cuatro paredes
Regresó a la esquina Paco a cumplir con sus santos deberes.

Ay! Paco, Paco predícame
Yo nunca había oído nada igual
Como el gran jordán tú verás
Acumulando puntos llegarás
Ay!Paco, Paco predícame
Yo nunca había oído nada igual
Suenan las campanas y quizás
Un gran ministro tú serás

un gran ministro tu seras...