FANDOM

1,940,718 Pages

StarIconGreen
LangIcon
Candombé Para Olvidar

This song is by Ismael Serrano and appears on the album La Llamada (2014).

Quien siempre gana nada sabe de la vida,
Y el cansancio, duele más que el desamor
Trae recuerdos, como arenas movedizas
Y rencores que hacen perder la razón.

Así que arriba la mirada y la copa,
Ella se fue y sobreviviste al armisticio.
Perdieron filo los puñales de su boca
Todo final anuncia siempre otro principio.

Tu corazón, estado civil sufriente
Busca otra diosa de la noche que le ampare,
Un manual para hacer fuego en la intemperie,
De las canciones que se cantan los amantes.

Y si la encuentras disimula bien y evita,
Esa sonrisa del “no deje de amarte”.
Todo iceberg que escapa siempre a la deriva,
Cuando abandona los inviernos se deshace.

Y aunque olvidar es una forma de mentir,
Quizá esté bien abrir por fin cada ventana.
Si sufrir por desamor es el delito
Vivir dándolo todo, será la coartada.

Quien siempre gana nada sabe de la vida,
Pero esta noche nos dejamos de derrotas.
Hoy nuestras rosas olvidaron sus espinas,
Y la princesa ha renunciado a su corona.

Es verdad, que hay borrones indelebles.
Que el mar siempre hace retornar los cuerpos,
Que ella era tu refugio en los septiembres,
Y tu playa sin amarre ni sendero.

Pero hay siempre un viernes en cada isla,
Un asfalto en el que crecen las violetas.
Y hay palacios con tejados de uralita,
Que nos salvan igualmente en la tormenta.

Y aunque olvidar es una forma de mentir,
Quizá esté bien abrir por fin cada ventana.
Si sufrir por desamor es el delito
Vivir dándolo todo, será la coartada.

Quien siempre gana nada sabe de la vida,
Pero esta noche nos dejamos de derrotas.
Hoy nuestras rosas olvidaron sus espinas,
Y la princesa ha renunciado a su corona.

Y aunque olvidar es una forma de mentir,
Quizá esté bien abrir por fin cada ventana.
Si sufrir por desamor es el delito
Vivir dándolo todo, será la coartada.

Quien siempre gana nada sabe de la vida,
Pero esta noche nos dejamos de derrotas.
Hoy nuestras rosas olvidaron sus espinas,
Y la princesa ha renunciado a su corona.

Quien siempre gana nada sabe de la vida,
Y la rutina, duele más que el desamor.
Tus recuerdos son arenas movedizas,
Y hay adioses que hacen perder la razón.

External links